Comida para roedores

Alimentación de los roedores

Mostrando 1–16 de 47 resultados

 En Zoolife contamos con una amplia gama de alimentación para los roedores. En nuestra tienda, podrás adquirir una amplia gama de productos destinados a conejos, hamsters, chinchillas, cobayas, hurones, ratas, ratones, jerbos y degus. Todo el alimento que necesitas para tus mascotas con un solo clic. 

Aunque durante años, los perros y gatos eran los reyes de las casas, lo cierto es que desde hace años cada vez son más las familias que optan por incluir a los roedores como mascotas. Desde los más pequeños, como ratones o hamsters, hasta los más grandes, hurones o conejos, estos mamíferos se han convertido en la mascota perfecta para tener en el hogar. 

Los roedores, además, son animales totalmente sociables por lo que conviven en perfecta armonía con los más pequeños. Aunque mantener y cuidar a un roedor no es una tarea difícil, hay que tener en cuenta que esta clase de mascota requiere de una serie de cuidados específicos para su perfecto bienestar. Nuestra tienda de mascotas online ofrece una gran variedad de productos dependiendo de qué tipo de roedor se tenga en casa.

Tipos de roedores:

  • Conejos: Es la mascota perfecta. Son animales que interactúan mucho con los humanos, aunque también rara vez se dejan coger en brazos. Necesitan de un recinto de gran tamaño para que pueda correr y saltar. Asimismo, hay que tener especial atención en su salud dental. Su esperanza de vida oscila entre los 8 y 10 años. 
  • Hámster: es uno de los roedores más populares. Son pequeños y no requieren grandes cuidados. Suelen ser muy enérgicos y cariñosos, aunque también les gusta estar solos. Su esperanza de vida roza los dos años. 
  • Cobaya: es otro de los roedores domésticos que han ganado popularidad desde hace años. Necesita de mucha atención y contacto físico. Suele tener un gran contacto con los humanos por lo que es perfecto para un hogar con niños. Su esperanza de vida es de hasta 8 años. 
  • Chinchilla: es uno de los roedores más enérgicos. También es aquel que cuenta con una mayor esperanza de vida, llegando a vivir hasta 15 años. Requiere de un recinto o jaula grande para que pueda tener su espacio. Asimismo, es importante cepillarle a diario ya que cuenta con abundante pelaje. 
  • Hurones: aunque en un primer lugar fue considerado como un animal que ayudaba al hombre a cazar, en los últimos años ha conseguido gran popularidad y ha pasado a convertirse en un roedor doméstico (aunque no es un roedor propiamente dicho). El hurón doméstico es muy amigable y le gusta estar con los humanos por lo que es perfecto para las familias con hijos. Suelen ser muy cariñosos y sociables. Su esperanza de vida oscila entre los 6 y 10 años.
  • Ratas: Pese a que durante años han estado fuera de la lista de roedores domésticos, en los últimos tiempos han ganado el cariño de muchos, optando por convertirse en mascotas domésticas. Las ratas domésticas suelen ser diferentes a las salvajes. Cuentan con un tamaño más pequeño en general aunque su cola es de gran longitud. Se presentan en los colores negro, blanco, canela, e incluso azul. Puede llegar a vivir hasta 3 años. 
  • Ratones: Los ratones, al igual que los hamsters, se han convertido en una mascota perfecta. Son pequeños y no requieren de mucho espacio. Son animales muy inteligentes, excelentes trepadores y que pueden desplazarse por el suelo muy rápidamente.  Son bastante mansos y dóciles por lo que son perfectos para tener en un hogar con niños. Suelen vivir aproximadamente dos años. 
  • Jerbos: Los jerbos son animales muy enérgicos. Aunque son parecidos a los ratones, cuentan con un tamaño mayor. Se caracteriza por tener una cola llena de pelo con un pincel o mechón en la punta. Cuenta con un carácter afable y suele ser muy juguetón, por lo que es perfecto para un hogar con niños. Su esperanza de vida es de 2 a 3 años. 
  • Degus: Los degus son animales cariñosos y dóciles, aunque también bastante asustadizos. No suelen ser agresivos ni morder, aunque hay que evitar que tengan miedo o se sientan amenazados. En los últimos años, han conseguido convertirse en un roedor doméstico perfecto. No son, para nada, animales solitarios, por lo que es recomendable tenerlos por parejas. Suelen vivir entre 6 y 8 años. 

Contacta con nosotros