Comida jerbos y degus

Comida para jerbos y degus

Aunque son dos grandes desconocidos, en los últimos tiempos se han convertido en la mascota perfecta. Hablamos de los jerbos y degus, dos tipos de roedores que no cuentan con la fama de los hámster, pero que tienen cuidados muy similares. Desde Zoolife te podemos ayudar a elegir la mejor alimentación para jerbos y degus, así como sus cuidados

Mostrando todos los resultados 10

Dentro de la familia de los roedores, los más desconocidos son los jerbos y degus. Aunque tienen más fama los hámsteres, lo cierto es que esta clase de pequeños mamíferos también están gozando de gran popularidad. 

En este caso, el jerbo es un roedor de gran parecido al hámster de tamaño medio. Su peso suele oscilar entre los 50 y 100 gramos. Y se presenta con una cola larga que acaba en forma de pincel. Sus colores son muy variados que van desde el marrón, el dorado, el negro…Su esperanza de vida oscila entre los 3 y 4 años. Se caracteriza por ser un animal muy cariñoso y sociable. 

Se trata de un ser muy inteligente que, durante años se usó en laboratorios llegando a superar a las ratas. La situación comenzó a cambiar cuando los investigadores se dieron cuenta de su potencial y comenzaron a llevárselos a casa como mascotas. Así, comenzó como animal de compañía. 

El jerbo como tal no suele morder pese a que es un animal asustadizo. Se trata de una mascota muy curiosa por lo que en más de una ocasión opta por ponerse como un suricato, con las patas traseras en el suelo y las delanteras levantadas. Es preferible que convivan en parejas. 

Tiene muy desarrollado el sentido del oído y, en muchas ocasiones es capaz de emitir ruidos que los humanos no suelen apreciar. También suelen dar golpes con sus patas traseras para llamar la atención de los humanos. Como curiosidad, cabe destacar que las hembras tienen más carácter que los machos. Cuando la hembra está en celo y ve a otra hembra en la misma situación, trata de que el macho solo se aparee con ella. Asimismo, el macho la monta cada pocos segundos, por lo que esta especie tiene el récord de apareamientos por hora de todo el mundo animal. 

En lo que respecta a los degus, se trata de un roedor de gran tamaño. Puede medir hasta 20 centímetros y pesar aproximadamente 250 gramos. Actualmente se está convirtiendo en una mascota muy popular ya que se trata de un roedor diurno, que interactúa con gran facilidad con los humanos aunque también le cuesta al principio socializar. Se caracteriza por saltar, jugar, y sobre todo roer, como cualquier roedor. Su esperanza de vida oscila entre los 5 y 8 años. 

Estos pequeños mamíferos son animales totalmente sociables y les gusta estar acompañados por otros compañeros de la misma especie. Son parientes de las chinchillas y las cobayas. Llegar a sacarles de la jaula para una mayor actividad es algo totalmente recomendable para ellos, aunque siempre hay que estar vigilándolos.

¿Qué comen los jerbos?

Es muy importante prestar especial atención a la alimentación de los jerbos. Los veterinarios de Zoolife te pueden ayudar a conocer qué comen los jerbos. La dieta de este tipo de roedores se basa principalmente en tres alimentos. En primer lugar los granos, es decir, cereales y semillas. Pese a que a los jerbos no les gusta cualquier tipo de grano, es recomendable que ingieran este producto. También se recomienda que sea el dueño quien le haga una mezcla especial de cereales y semillas. 

En segundo lugar, se recomienda incluir frutas en su dieta. Les encantan las manzanas por ejemplo, y se deben evitar algunas como fresas y pasas. En tercer lugar también se deben incluir verduras. Las que más les gustan son la lechuga y las zanahorias aunque se les suele dar cualquier tipo de verdura y hortaliza. Deben tener siempre agua a su disposición.

¿Qué comen los degus?

Estos pequeños mamíferos también requieren una serie de cuidados esenciales. Por ejemplo, los degus procesan mal los azúcares, por ello son propensos a sufrir diabetes si no se les proporciona la alimentación adecuada. Del mismo modo, los degus requieren de una alta concentración de proteínas y fibra diaria, y por el contrario, necesitan de un nivel muy bajo de grasa. 

Uno de los principales alimentos es el pienso. Este suele ser en forma de pellet y contiene todos los nutrientes necesarios para que los degus tengan una dieta equilibrada. El segundo alimento es el heno fresco que le otorgará gran cantidad de fibra pero no solo eso. Al igual que con el resto de roedores, los degus controlan el crecimiento de sus molares gracias al consumo de heno fresco.

Es importante que en esa dieta equilibrada se incluya verdura de forma regular. Una o dos veces por semana se les debe incluir algún tipo de verdura en su alimentación. Algunas de ellas como brócoli, judías verdes, lechuga, coles de bruselas, pimiento….Aunque no se debe abusar de ellas ya que puede causarles gases. 

No hay que olvidar de incluir el agua fresca. Los degus siempre tienen que tener un bebedero con boquilla a su disposición y cambiarla cada día para evitar que se ensucie y pueda tener bacterias. 

Contacta con nosotros